ToxicFree

0

No hay productos

  • Envío

    0,00 €
  • Total

    0,00 €
BEBES Y NIÑOS

Son demasiados los productos de cosmética e higiene convencionales que contienen sustancias peligrosas para nuestra salud, pero especialmente para los niños, ya que estos son más vulnerables. En los bebés, la barrera hematoencefálica, la que impide el paso de los productos químicos de la sangre al cerebro, no está completamente desarrollada. Además, como la piel es más permeable, permite que más químicos puedan ser absorbidos. Si a esto le añadimos que buena parte de los cosméticos contienen potenciadores de absorción y que los niños se llevan sus propias manos y pies a la boca, nos atrevemos a asegurar que incluso sustancias susceptibles de tener un efecto mínimo en adultos pueden llegar a provocar problemas muy graves en el desarrollo de los más pequeños. 
 

Una de las preguntas qué más nos hacen los padres es “¿cómo pueden los cosméticos específicos para niños dañar a los niños?”. Para contestar a esta pregunta podríamos mencionar cómo se han puesto en el mercado miles de sustancias sin antes demostrar su inocuidad o podríamos explicar los “tejemanejes” legales que han permitido disparates como el de prohibir el uso de una sustancia reconocida como tóxica pero permitir contener liberadores de esa misma sustancia (de ese modo no figura entre los ingredientes)  Un ejemplo es el de la compañía Jhonson & Jhonson, después de haber sido presionada en los últimos años en EEUU por la Coalición por Cosméticos Seguros, ha reconocido que sus productos contienen este tipo de sustancias. Parece ser que  en países como el nuestro (no así en Japón, Dinamarca, Noruega, Finlandia… donde la exigencia de la Administración y los propios consumidores no se lo permiten) y que las retirará de todas sus marcas: Aveeno, Neutrogena, RoC, Clean & Clear y Lubriderm.  Esta compañía ha prometido que otros ingredientes ya considerados no seguros (parabenos, ftalatos, etc.) también serán eliminados de todos sus productos hacia el 2015.
 

En ToxicFree no tenemos ninguna duda a la hora de elegir productos destinados a los niños. Todos ellos deben tener avales que los garanticen como biológicos pero, incluso teniendo estos avales, nos aseguramos de que no contengan ningún ingrediente del que se haya levantado la más mínima sospecha.

Los productos que hemos seleccionado están compuestos agentes limpiadores de origen vegetal que no contienen ningún tipo de tóxico, enriquecidos con extractos y aceites bio con propiedades calmantes e hidratantes. 

Placer y protección para los más pequeños, y tranquilidad y seguridad para los papás.