Perfumes y fragancias, cero en seguridad

perfumes-toxicos



En numerosas ocasiones, cuando hablo sobre los tóxicos que se encuentran en los productos cosméticos, me siento como si fuese la mayor aguafiestas del mundo. Aun así,  cada vez que conozco a una mamá que usa colonia, suavizante para la ropa o ambientadores,  me siento fatal si no le advierto sobre las sustancias que contienen los perfumes y fragancias sintéticos, y los efectos que pueden provocar en la salud de los niños y adultos que se exponen a ellas.

– ¡Aguafiestas, con lo rica que es la colonia de mi bebé! – Me habéis dicho en alguna ocasión.

Lo mismo que me ocurre con las fragancias me sucede cuando alguien menciona que su hija/o tiene dermatitis o piel atópica.  Me subo por las paredes si no puedo informarle sobre las sustancias tan irritantes y sensibilizantes utilizadas en los cosméticos convencionales, incluso en los específicos para tratar este tipo de reacciones cutáneas.

Así que he decidido hacer estas entradas, que complementan nuestros talleres y charlas, e invitaros a leerlas con calma:

Empezamos abordando qué son las FRAGANCIAS y PERFUMES y seguiremos con los CONSERVANTES, FILTROS SOLARES QUÍMICOS, ACEITES MINERALES (el aceite tipo Johnson, las vaselinas, parafinas…) etc.

PERFUMES Y FRAGANCIAS

Empiezo por las fragancias porque están presentes en todo tipo de productos y porque los niños españoles padecen los niveles más altos de Europa de uno de los contaminantes hormonales que emplean los perfumistas para que el aroma dure más tiempo.

Antes de empezar a escribir sobre los ingredientes de perfumes y fragancias, y de como repercuten en la salud, quiero destacar un hecho sorprendente y difícil de creer para quienes lo escuchan por primera vez:

Los fabricantes de perfumes y fragancias no tienen obligación de declarar qué sustancias emplean.

 

¿QUIÉN ESTABLECE LA SEGURIDAD DE LAS FRAGANCIAS Y PERFUMES?

La respuesta a esta pregunta, por más vueltas que le de, todavía me parece increíble. La Asociación Internacional de Perfumería (IFRA) y su Instituto de Investigación de Materiales de Fragancias (RIFM) son los encargados de desarrollar y establecer normas voluntarias para la elaboración de fragancias.  

Canadá, Europa y los Estados Unidos dependen de IFRA y RIFM para identificar los ingredientes que pueden contener las fragancias.

Ningún organismo público regula las sustancias que contienen  las fragancias 

No se si sabéis que la presión ejercida, durante muchos años, por diversos colectivos científicos y ciudadanos consiguió que finalmente, en el año 2011, la Asociación Internacional de Fragancias (IFRA) se dignase a declarar “voluntariamente” -ya que ninguna ley les obliga- qué sustancias emplean en sus perfumes.  

Los fabricantes de fragancias deciden sobre salud pública 

Son más de 3000 las sustancias que esta Asociación ha declarado sin que ningún organismo regulador se lo exija. Y es que esta industria no solo tiene potestad para autorregular los ingredientes que utiliza, sino que puede o no declararlos a su antojo. Su argumento es el derecho al secreto de sus fórmulas; excusa que, de momento, pesa más que el derecho a la información y  a la salud de los consumidores. Aquí podéis ver la lista de ingredientes que han declarado.   

Cerca de un tercio de las sustancias declaradas son perjudiciales para la salud

De las sustancias declaradas, se sabe que aproximadamente unas 700 producen efectos adversos en la salud. Entre estas sustancias se encuentran el Acetaldehído, Hidroxianisol butilado (BHA), Hidroxitolueno butilado (BHT), Salicilato de bencilo, Benzoato de bencilo, Butoxietanol, Clorometano (cloruro de metilo), dietil ftalato (DEP)  almizcles sintéticos …y un largo etc.

Hablaros de cada una de las sustancias que se pueden encontrar en cualquier producto al que añadan almizcles o fragancias sintéticas requeriría de un tiempo del que no disponemos, así que me limito a mostraros solo unas cuantas, para que os hagáis una idea del riesgo que supone para la salud utilizar perfumes, u otro tipo de productos que contengan fragancias sintéticas.

colonias-nin%cc%83os

SUSTANCIAS NOCIVAS DECLARADAS POR IFRA Y SUS EFECTOS EN LA SALUD:

La información sobre las sustancias que mencionamos (legales y muy habituales en la mayor parte de los cosméticos) la hemos tomado de fichas internacionales de seguridad, clasificaciones de la OMS, de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades, de estudios científicos (muchos de ellos publicados en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos) y de la ONG Environmental Working Group (EWG), dedicada a proteger la salud  y el medio ambiente.

ALMIZCLES SINTÉTICOS (Almizcle de xileno, Cetona de almizcle, Galaxolido, Tonalide):  Son alteradores hormonales que pueden afectar a la capacidad reproductiva, al desarrollo, y al sistema neurológico e inmune. Altamente bioacumulativos han sido detectados en la leche materna, la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos y en la grasa corporal.

ACETALDEHÍDO:  Carcinógeno para los seres humanos.  Genera adicción (La industria del tabaco lo utiliza para potenciar la adicción)Afecta a los riñones y al sistema nervioso y reproductivo. En su ficha internacional de seguridad dice literalmente:  EFECTOS DE EXPOSICIÓN DE CORTA DURACIÓN: La sustancia irrita levemente los ojos, la piel y el tracto respiratorio. La sustancia puede afectar al sistema nervioso central.  EFECTOS DE EXPOSICIÓN PROLONGADA O REPETIDA: El contacto prolongado o repetido con la piel puede producir dermatitis.  La sustancia puede afectar al tracto respiratorio, dando lugar a alteraciones del tejido. 

BUTOXIETANOL: EFECTOS AGUDOS: Vómitos y nauseas; irritación en la piel, ojos, nariz y garganta y sangre en la orina. EFECTOS CRÓNICOS: daño en los riñones, hígado, sistema respiratorio, nervioso, linfático y en las células sanguíneas. Carcinógeno.

CLOROMETANO (cloruro de metilo): Tóxico para el desarrollo. Efectos agudos y crónicos en el sistema nervioso y reproductor. Mareos, náuseas, cosquilleos en los dedos, pérdida de atención y precisión en tareas que requieren coordinación óculo-manual. En la piel, produce quemaduras y enrojecimiento.

DIETIL FTALATO (DEP):  Tóxico para el sistema nervioso y endocrino. Irritante de la piel, los ojos y la garganta. También se presenta bajo los nombres de neantina, peilatinol A y solvanol.

FTALATO DE DIBUTILO: Como en el caso del ftalato anterior,  se utiliza para que el olor de las fragancias tenga mayor duración, así que podríamos decir que es una de las sustancias más frecuentes en las fragancias sintéticas. Es un Irritante ocular y respiratorio,  puede provocar dermatitis y,  además, daños en el sistema neurológico y hormonal.  Figura en la lista de la UE de sustancias susceptibles de ser declaradas contaminantes hormonales.  SINÓNIMOS: Di-n-butil ftalato, ácido 1,2-bencenodicarboxílico, ésteres de dibutilo, ftalato de dibutilo; n-butil ftalato, ácido ftálico, éster de dibutilo, éster de acido de dibutilo, DBP.

Los niños españoles tienen concentraciones de esta sustancia seis veces más elevadas que el resto de niños europeos. Os invitamos a leer nuestra entrada: NUESTROS NIÑOS, LOS MÁS CONTAMINADOS DE EUROPA POR FRAGANCIAS TÓXICAS

HIDROXIANISOL BUTILADO (BHA): Es una grasa plástica. Irritante de los ojos y la piel, también afecta al  sistema neurológico y altera el comportamiento. Clasificada como potencial carcinógeno  (la información sobre la legalidad en Europa de este conservante es ambigua y, por tanto, desconozco en este momento si se prohíbe o no su utilización; en cualquier caso, puede estar presente en las fragancias sintéticas).

OTRAS SUSTANCIAS:  Anilina, ciclohexanona, Metil Isobutil Ketona,  PEG 3 sorbitán oleato, PEG 6, Octoxinoles … Podríamos seguir citando las, aproximadamente, 700  sustancias nocivas declaradas como ingredientes de fragancias y perfumes por la Asociación Internacional de Perfumería.

En definitiva, las fragancias están catalogadas como la segunda causa más frecuente de dermatitis de contacto,  además de que pueden provocar asma, migrañas o náuseas. También, la capacidad de algunos de sus ingredientes para alterar nuestras señales hormonales, neuronales e inmunes, ya ha sido vinculada con problemas en el desarrollo, autismo, cánceres hormonodependientes (como el de mama, ovarios, testículos…) infertilidad, trastornos metabólicos y un larguísimo etc.

fragancias-sinteticas

¿EN DÓNDE SE ENCUENTRAN LAS FRAGANCIAS SINTÉTICAS?

En todo tipo de productos. Desde colonias para niños o perfumes para adultos a champús, geles, cremas, lociones, pomadas, compresas, pañales, toallitas, productos de limpieza, ambientadores, inciensos, velas perfumadas…

Se ha comprobado que algunos productos con fragancias (como muchos de los  utilizados para perfumar el ambiente) emiten más sustancias tóxicas que el tabaco.

Es muy importante para la salud mantener una buena calidad del aire en los hogares, escuelas, lugares de trabajo…etc. Lugares cerrados, donde pasamos el 80% de nuestro tiempo.

Hace más de diez años que el Parlamento Europeo recomendó, a todos los Estados miembros, vigilar la calidad del aire interior e informar a la población de los riesgos potenciales de un gran número de sustancias que utilizamos a diario.

Aquí, en nuestro país, seguimos a la espera de que esta información llegue a los profesionales de la salud, a educadores y periodistas para que puedan transmitirla con rigor al resto de ciudadanos, tal y como ha recomendado el Parlamento Europeo.

¿CÓMO SE PUEDEN IDENTIFICAR LAS FRAGANCIAS EN LAS ETIQUETAS?

Con esta tres palabras:  Fragancia, Fragance, Parfum

LA ALTERNATIVA SALUDABLE: LAS FRAGANCIAS Y PERFUMES NATURALES

Sólo cuando la palabra FRAGANCIA aparece en un producto de Cosmética Natural Certificada tenemos garantía de que cumple los requisitos de los organismos certificadores: ser realmente natural y sin sustancias tóxicas.

Los ingredientes de las fragancias naturales son aceites esenciales, hidrolatos, extractos de plantas, cortezas… Fórmulas que no contienen tfalatos, colorantes, almizcles artificiales, moléculas de sintésis, ni ningún tipo de tóxico.

Los fabricantes de cosmética natural añaden asteriscos* para distinguir entre las sustancias presentes de modo natural en los aceites esenciales, como el linalol, limonene, gerianol y las sintetizadas en laboratorio con el mismo nombre y añadidas a las fragancias sintéticas, mucho más persistentes y nocivas.

Esto no quiere decir que las sustancias naturales no puedan producir alergias, igual que ocurre con los alimentos, pero ya está comprobado que terpenos como el linalol producen alergias cuando son aislados en laboratorio, ya que se oxidan en las fragancias químicas, lo que no ocurre cuando se encuentran en la composición de los aceites esenciales. Por este motivo lo avales ECOCERT, BDIH y NaTrue se encargan de asegurarse y garantizarnos, entre otras cosas, que en los productos que ellos certifican no se emplean linalol, limoneno ni geraniol sintetizados, sino los que se encuentran en la composición de los aceites esenciales.

colonias-bebes
CERO EN SEGURIDAD

¿Sabías qué son y qué contienen las fragancias y perfumes? Si no lo sabías, esperamos que este artículo te haya servido para conocer una realidad de la apenas se informa y para qué puedas decidir si quieres seguir o no usándolos.

Aunque IFRA y su Instituto de Investigación cuenten con una página estupenda y con un discurso elaboradísimo para vender seguridad a los consumidores, lo cierto es que solo tienen la obligación de poner en las etiquetas algunos alérgenos de contacto;  el resto de sustancias pueden agruparlas bajo la palabra FRAGANCIA sin ofrecer más información… De momento, nadie les obligará a detallarlas en la etiqueta, ni les prohibirá el uso de las que ya se ha demostrado que son perjudiciales para la salud.

Así que, en la actualidad, las palabras FRAGANCIA, FRAGANCE, PARFUM, se podrían definir como: fórmulas secretas, incluso para los organismos públicos, elaboradas con cualquier sustancia que le apetezca usar al IFRA.

 #cosméticanatural, #perfumesonline

Deseamos, de todo corazón qué, si habéis llegado hasta este renglón, a partir de ahora no os fijéis solamente en si la colonia de vuestro bebé lleva o no alcohol y que os animéis a elegir Cosmética Natural Certificada o a elaborar vuestros propios cosméticos.

No es necesario renunciar al placer y a los beneficios de usar fragancias, siempre y cuando sean saludables. Lo que nosotros hemos hecho es aprender a elegir productos que no escondan sustancias tóxicas, lo que no ocurre con las fragancias sintéticas. Lo llevamos haciendo mas de diez años así que, si queréis encontrar productos saludables con deliciosas fragancias naturales, podéis escoger cualquiera de los que nosotros hemos seleccionado.

(En una futura entrada os contaremos cómo hacemos nuestra selección)

 

18 pensamientos en “Perfumes y fragancias, cero en seguridad

  1. Sabela

    Sé que es verdad lo que habéis escrito, pero todavía me cuesta creerlo. Gracias por compartir la información.

  2. José Luis Rande

    Hola,
    Quería hacer una consulta personal y no sé si tenéis alguna dirección de correo dedicada para ello. ¿Me podéis decir? ¡Gracias!

  3. blogtoxicfree Autor

    Gracias a ti, Sabela! Se cómo te sientes, hace once años yo me sentía así. Y aún ahora, a veces, nos cuesta aceptar esta realidad.

  4. Sandra

    Llevo toda la vida quejándome del daño que me hacen las colonias desde niña y todo el mundo me decía que era una exagerada. Voy a mandar esta información a todo ese mundo, incluido mi médico de familia. Muchas gracias, Toxicfree

  5. Marta

    ¿Estáis diciendo que todos los productos que no tengan certificados ecológicos tienen fragancias que pueden llevar esas sustancias tóxicas?

  6. blogtoxicfree Autor

    Pues eso que te pasa a ti, Sandra, le ocurre a muchísima gente.Ya ves qué sustancias que provoquen esos síntomas no les faltan, pero además debes escuchar a tu cuerpo, el cuerpo, con suerte, suele avisar antes de provocar males mayores. Gracias a ti por leernos, un abrazo!

  7. blogtoxicfree Autor

    Estamos diciendo que pueden tenerlas (los fabricantes las han declarado en su lista de sustancias utilizadas) y que además no es obligatorio ponerlas en la etiqueta. Un saludo!

  8. blogtoxicfree Autor

    Con ciertas sustancias no hay grises ni se pueden establecer niveles de seguridad. Usarlas es lo más parecido a jugar a la ruleta rusa, si no te toca la bala es blanco pero si te toca es negro. Aunque hablando de grises, quizás podría sustituir el negro por el gris dependiendo del tipo de enfermedad que aparezca y como lo padezca quien enferma. Aunque hablando de colores y sustancias tóxicas, el color que me gustaría borrar de esta historia es el rosahipócrita, el que utilizan las grandes compañías para hacer campañas contra el cáncer de mama mientras venden productos llenos de sustancias que pueden incrementar el riesgo de padecerlo. Ufff esto nos daría para otra entrada muy larga. Un abrazo, Victoria, y muchas gracias por tu pregunta!

  9. Diana Seoane

    Gracias por tu estupendo trabajo y por el esfuerzo que haces cada día al estudiar e investigar para que todos nosotros sepamos un poco más…

  10. Marta

    Tengo niña de 20 meses. No utilizo ni suavizantes ni perfumes y la crema es natural y eco, igual q champú. Mi pregunta es si con el jabón de la ropa también debería ir con cuidado. Además para quitar manchas d esas complicadas utilizo un quitamanchas para ir más rápido. Los jabones también se han d mirar o al aclararse es menos peligroso? Leí un artículo hace unos días que me hizo pensar q el quitamanchas tampoco debía de ser trigo limpio :(
    Gracias!

  11. Ana

    Cuando hice el curso de microbiologia se habló sobre estos temas y incluso un docente saco una revista y hablo que los defectos congénitos estaba relacionado con los cosméticos que usa la mujer durante el embarazo. YO no sabia eso. Estaba en inglés. Luego empece a usar ciertos tipos de geles y desodorantes porque me quede con miedo. Y mis hijos nada de cosmética que lleven petroquimicos. TODO cosmética natural. Pasa que es un poco elevado los precios de la cosmética natural

  12. blogtoxicfree Autor

    Muchas gracias, Diana! Acercar esta información y facilitar el consumo de productos saludables a cuantas más personas mejor es lo que nos hace seguir escalando cordilleras :), si además lo apreciáis nos sentimos muy felices.

  13. blogtoxicfree Autor

    Hola Marta! Casi nadie cae en la cuenta de la relación tan íntima que tenemos con los productos que utilizamos para la limpieza de nuestra ropa. Pasamos más horas con nuestro detergente que con nuestra pareja, nuestros hijos, o cualquiera de nuestros amigos. Lo llevamos pegado a nuestra piel y lo respiramos en nuestra ropa durante todo el día y toda la noche. Es muy importante que elijas un jabón o detergente sin tóxicos. Ecover tiene un quitamanchas que funciona bien y no daña la salud. Saludos y gracias por tu visita!

  14. blogtoxicfree Autor

    Buenos días Ana!
    Hay una gran descoordinación entre la enseñanza y el verdadero conocimiento científico, además de mucho interés para que a los nuevos profesionales se les imparta la pseudociencia basada en los estudios financiados por las industrias.

    ¡Mucho cuidado con “la cosmética natural”!, mira que sea certificada, de no serlo no tienes ninguna garantía de que sea verdaderamente natural.

    Cuando compras un producto de cosmética natural (los hay a muy buenos precios, e incluso más baratos que los convencionales) compras un cosmético, pero también compras salud y seguridad. Cuando compras un cosmético convencional, estás comprando una buena dosis de derivados del petróleo (aceites minerales, parafinas, vaselinas) que además de no ser afines a la microbiota de la piel, pueden estar contaminados por partículas carcinógenas (nitrosaminas). El resto de componente suelen ser alérgeneos, irritantes y contaminantes hormonales. Un cóctel muy barato para la industria y muy caro para la salud.
    Muchas gracias por tu comentario.

Los comentarios están cerrados.